0

Villaverde93/A Coruña.

  

Después de mucho,mucho tiempo,me decido a retomar la escritura de mi blog,ya que la ocasión lo merece.Ayer por la noche medio mundo vibraba delante del televisor para ver algo tan sencillo como un partido de fútbol,pero un Madrid-Barcelona nunca es un simple partido de fútbol,sino "El Clásico".

 El partido estaba envuelto en el clásico optimismo ronceriano,que siempre habla del baño que le van a dar a los de gurdiola.Y desde luego al ver marcar el primer gol del partido al Madrid a solo 26 segundos del comienzo,hizo que todos los madridistas pensasen que esta vez sí,esta vez le iban a mojar la oreja al Barcelona.Pero Roncero no destaca por ser Nostradamus precisamente,y el Barcelona respondió al error de Valdés haciendo lo único que saben hacer,jugar al fútbol,y no mal precisamente.

 El primer gol culé llegó tras el robo del esférico en la mitad del campo,algo que saca de sus casillas a Mou como dijo en la rueda de prensa,la jugada la finalizó Alexis el chico maravilla,que marcó el comienzo de la resurrección culé y la caída del Madrid. En la segunda parte el Barcelona puso la guinda con un gol de Xavi y luego de Francesc Fàbregas,que se estrenó en liga contra el Madrid de la mejor forma posible tras un centro medido de Alves.

Cesc brilló con luz propia,pero si alguien está en el punto de mira de la afición blanca es Cristiano Ronaldo,que tuvo varias y claras oportunidades de cerrar el partido,pero su continuo juego individual no hizo otra cosa que perjudicar el rendimiento de todo un Real Madrid,aunque luego Casillas en rueda de prensa diese una palmadita en zona mixta,pero el sentir de una parte de la afición madridista dista mucho del de Iker,que critican la individualidad y la ansiedad que se hace notoria por parte del portugués en estos partidos.

 Este partido nos deja una imagen positiva como es la de la reaparición de Tito Vilanova,que correspondió el saludo a José Mourinho en la última jugada del partido.El Barcelona ya está en destino a Tokio,donde esperan lograr otra intercontinental a sus vitrinas.Por su parte,el Madrid disputará el partido de Sevilla el fin de semana que viene,lo que supondrá una autentica prueba de fuego para lo de Mourinho.