Una nueva lección futbolística que corona España